El dedo y la luna (sobre el nombre de este sitio web)


Este sitio web lleva por título Gurudevananda. Esta palabra es la contracción de dos términos sánscritos, gurudeva y ananda. Gurudeva es a su vez la unión de dos palabras, gurú (maestro) y deva (divino). Gurudeva significa por tanto maestro divino, y es la forma en la que un discípulo se dirige o se refiere a su propio gurú (o maestro) preceptor. Un adepto puede tener muchos gurúes o maestros, pero su gurú preceptor es único. Ananda significa felicidad o alegría.


Por lo tanto Gurudevananda expresa la idea de que la felicidad se puede lograr por medio de nuestro propio maestro preceptor. He titulado así este sitio web en honor al mío, Paramahansa Yogananda, porque tengo la convicción de que siguiendo fielmente sus enseñanzas se puede conseguir un elevado estado de dicha.



Paramahansa Yogananda, como gurú preceptor, es una imagen del maestro preceptor supremo y último, que es Dios. Yogananda, como icono o símbolo del Ser Infinito, es el dedo que apunta a la luna. La mirada se dirige a la luna, no al dedo.


Todos los grandes maestros que han encarnado la conciencia de Cristo, así como el valioso magisterio que nos han legado, no son sino dedos que apuntan a una realidad inabarcable y sublime. La devoción hacia estos maestros y gurúes inefables no constituye un culto a la personalidad, sino el reconocimiento de la luz que irradian a través de sus vidas ejemplares y de sus preciosas enseñanzas.


Voy a utilizar una analogía sacada del mundo de la informática. Uno de los programas de edición de fotografía que más valoro es Adobe Photoshop. Tengo su icono siempre anclado al dock de mi Mac. El icono es al programa lo que el maestro es a Dios. El icono no es el software, pero apunta hacia él. Cuando quiero editar una fotografía no me quedo mirando el icono de Photoshop, sino que abro y despliego el programa. El icono solo es un dedo que apunta a una realidad compleja que se oculta detrás (en forma de secuencia de datos binarios almacenados en el disco duro del ordenador). Cuando miro al dock del Mac y veo el icono de Photoshop recuerdo que ese software potente y extraordinario se encuentra oculto en el disco duro y que tengo acceso a él siempre que lo desee.

Gurudevananda, el nombre elegido para denominar este sitio web, trata de ser una muestra de gratitud hacia el icono finito que señala a una inmensidad sin límites. Es el dedo que ha apuntado y apunta cada día a una realidad fascinante que se abre ante mis ojos.

©2020 by Luis Pizarro