Mis siete principios básicos (y simples) de productividad


Los siete principios de productividad son simples y sencillos. Me permiten realizar con eficiencia todas mis tareas. Para aplicarlos solo necesito un poco de disciplina. Su eficacia depende también de saber encontrar las aplicaciones óptimas para cada tarea o conjunto de tareas.


  1. Economía en el número de aplicaciones, pero todas las necesarias. Tendré el mínimo número posible de aplicaciones, pero todas las que necesite, sin límite, para poder realizar eficazmente todas mis tareas.

  2. Una aplicación, y solo una, por tarea. Las aplicaciones tendrán fronteras claramente definidas con respecto al uso que haga de ellas. No habrá solapamientos. Si una misma tarea la realizan varias aplicaciones, elegiré una única aplicación para esa tarea, la que más me guste.

  3. La duplicación es la madre del caos. Nunca duplicaré ningún documento. Guardaré cada documento en una única ubicación (sin contar las copias de respaldo).

  4. Cuantos menos documentos mejor, pero todos los necesarios. En cada aplicación tendré el número necesario de documentos, ni más ni menos. No guardaré lo que realmente no voy a necesitar. Cuantos menos documentos guarde, mejor.

  5. Hacer copias de respaldo de todos los documentos. Tendré siempre disponibles varias copias de respaldo de todos mis documentos, algunas situadas localmente y otras en la nube.

  6. No posponer ninguna tarea. Haré cada día las tareas que he decidido de antemano hacer. No dejaré ninguna para el día siguiente.

  7. Revisión periódica. Estableceré un calendario periódico para hacer revisión global de todas las aplicaciones que utilizo y de todos los documentos que guardo en ellas.

©2020 by Luis Pizarro